Prevención

Factores de protección y/o prevención

Si bien hay factores relacionados con el Cáncer Colorrectal que no pueden ser controlados, como la edad, herencia genética o familiar, o la presencia de patologías asociadas como son los pólipos rectales o enfermedades del sistema digestivo como la colitis ulcerosa o la enfermedad de Crohn, hay muchos otros elementos que pueden ser considerados como factores de protección y/o prevención de un Cáncer Colorrectal.

Dentro de los factores que se han considerado más relevantes para evitar el riesgo de desarrollar un Cáncer Colorrectal, se encuentran los siguientes:

Hábitos Alimenticios

Hábitos Alimenticios: se recomienda mantener una dieta alta en fibra, que considere el consumo abundante de frutas y verduras y que disminuya el consumo de alcohol, carnes rojas y grasas saturadas.

Peso Saludable

Peso Saludable: Es aconsejable un IMC entre 18,9 y 24,9 pues la evidencia demuestra un aumento de la incidencia del Cáncer Colorrectal de un 15% en las personas con sobrepeso y de un 30% en las personas con obesidad.

Ejercicio Físico

Ejercicio Físico: la práctica diaria de actividad física ha sido identificada como un factor protector frente a diversos tipos de Cáncer, por lo que la recomendación de los expertos es incorporar al menos 30 minutos diarios de ejercicios de mediana intensidad la mayor parte de los días.

Cesación Tabáquica

Dejar de Fumar: El consumo de tabaco ha sido considerado como uno de los hábitos de mayor incidencia en los factores de riesgo para desarrollar un Cáncer Colorrectal, por lo que eliminar el consumo de tabaco puede ser un elemento de prevención muy positivo.