Factores de riesgo y sintomatología

De acuerdo a las investigaciones y estudios desarrollados, se ha podido establecer que la mayoría de los casos de Cáncer Colorrectal son esporádicos (aproximadamente el 90%), es decir, no tienen relación con antecedentes familiares y/o hereditarios.

Sólo un pequeño porcentaje de los casos corresponde a causas de tipo hereditario y/o genético, como la poliposis adenomatosa familiar (0.01%) o el Cáncer Colorrectal hereditario nopolipósico o síndrome de Lynch (5-10%).

Pero más allá de la predisposición genética, existen una serie de factores que inciden en su desarrollo, en su mayoría relacionados con hábitos y estilo de vida, como alimentación alta en carnes rojas y grasas saturadas, sobrepeso u obesidad y falta de actividad física, entre otros.

De esta manera se puede definir una lista general de factores de riesgo a considerar para consultar con su médico sobre la necesidad de realizar un examen preventivo de la patología.

Factores de riesgo y sintomatología

El Cáncer Colorrectal es curable si se detecta en etapas tempranas.

1. Tener 50 años o más, ya que a contar de esta edad aumenta el riesgo de Cáncer Colorrectal.
2. Tener antecedentes familiares de Cáncer o que hayan tenido pólipos. Especialmente si son familiares en primer grado (padres, hermanos, hijos), dos o más generaciones afectadas y que se haya presentado en edades tempranas (antes de los 40 años).
3. Estilo de vida sedentario.
4. Sobrepeso.
5. Tabaquismo.
6. Dieta alta en carne roja y procesada.
7. Consumo excesivo de alcohol.
8. Antecedente personal de Cáncer y pólipos.

Es muy importante tener en cuenta que el Cáncer Colorrectal es curable si se detecta en etapas tempranas, es por esto que a las personas a partir de los 50 años se les recomienda conversar con su médico para definir la necesidad de un examen diagnóstico para descartar y/o detectar a tiempo esta grave enfermedad.

Respecto de los síntomas, si bien muchos casos de Cáncer Colorrectal son asintomáticos en sus etapas iniciales, le recomendamos consultar con su médico frente a la presencia de algunas de las siguientes manifestaciones:

Factores de riesgo y sintomatología

• Cambios en sus hábitos intestinales (constipación, diarrea o sensación de no vaciar completamente sus intestinos).
• Deposiciones más delgadas de lo habitual.
• Sangre en sus deposiciones, ya sea de color rojo brillante o rojo muy oscuro.
• Sangramiento rectal.
• Dolores constantes por gases, hinchazón y calambres abdominales.
• Pérdida de peso sin razón aparente.
• Cansancio y/o fatiga excesiva.